ALMENDRA NATURAL 250GR Zoom

ALMENDRA NATURAL 250GR

Bolsa de almendra natural sin pelar con 250gr de peso neto. Ideales para cualquier aplicación de la almendra, ya sea comerlas directamente o aplicadas en repostería o cocina. Al tener su piel mantiene intactas sus propiedades hasta el momento del consumo.

Más detalles

4,00 €

IVA incluido 

Este producto ya no se encuentra disponible

Productos extremeños y nacionales

Envíos en 24-48 horas

Garantía El Bici

¡Añade a tu carrito 30,00 € más y consigue el envío gratuito!

En productos el Bici puedes comprar almendra natural sin pelar en un cómodo formato bolsa de 250gr, perfecto para usar y llevar fácilmente. Las almendras crudas son fruto seco con una gran cantidad de usos, tanto en repostería como en cocina, y además pueden comerse directamente sin problema: ¡están deliciosas!

Además de sus aplicaciones y gran sabor, las propiedades beneficiosas de la almendra para el organismo son importantes, por lo que su consumo habitualmente con moderación es aconsejable. Entre ellas destacan:

Proteínas

Las almendras son muy ricas en proteínas, conteniendo más que la carne. Por ello son un suplemento ideal para dietas vegetarianas o veganas, que pueden tener déficit de estas moléculas necesarias (si bien las proteínas vegetales no contienen todos los aminoácidos que el cuerpo necesita, por lo que debe complementarse con otras fuentes).

Vitaminas

Tienen una importante cantidad de vitaminas B y, sobre todo, E, la cual es un poderoso antioxidante. Por tanto, su consumo ayuda a reducir el daño por oxidación celular.

Fibra

La almendra es uno de los frutos secos que aportan más fibra al organismo, especialmente concentrada en su piel. Como sabemos, un importante aporte de fibra en la dieta es necesario para una buena salud gastrointestinal.

Minerales

Potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro y zinc son los minerales que puedes encontrar en este alimento por orden de cantidad. Destaca en su aportación de calcio, pues es una de sus mayores fuentes vegetales.

Grasas

Las almendras tienen una importante cantidad de ácidos grasos. La mayor parte de estos son grasas monoinsaturadas, que con ingestas controladas protege el sistema cardiovascular, y poliinsaturados, necesarios para el organismo y que no es capaz de producir por sí mismo. Sólo un 3% de este alimento son grasas saturadas. Por ello, su consumo está relacionado con una menor tasa de enfermedades cardiovasculares.

Colesterol

Las almendras ayudan a aumentar y tener en límites saludables el colesterol HDL (el ‘bueno’), reduciendo el colesterol LDL (el ‘malo’).

Hidratos de Carbono

Contiene principalmente hidratos de carbono de absorción lenta, aquellos que el cuerpo puede almacenar. Al no tener aporte de azúcar no desequilibra sus niveles, por lo que es una fuente de energía aconsejable especialmente para personas que padecen diabetes.

Aceptar

Este sitio web utiliza cookies para un correcto funcionamiento de la sesión de usuario y recogida de datos estadísticos de navegación (no personales). Puede encontrar más información AQUÍ. Si continúa navegando acepta su uso.